Close

Login

Tendencias
2022.01.12---Banner-Automujer---Maxi-Ferres
Generic selectors
Búsqueda exácta
Buscar en título
Buscar en contenido
Post Type Selectors

Proteger a la rana del Loa: el legado de Extreme E para Chile

Extreme E no sólo se trata de una carrera de todoterreno eléctricos, sino que como les hemos comentado por medio de esta competencia se busca dar cuenta de los problemas en el mundo por el cambio climático; puedes revisar más detalles acá. Así, dentro de los objetivos que persigue es poder dejar un legado en los escenarios donde se desarrolla, lo que llaman “Legacy Programme”; en el caso de Chile, tendrá relación con la rana del Loa, donde prepararán el hábitat local para reintroducir esta especie, fundamental en el ecosistema del norte del país, y en peligro crítico de extinción.

Esta rana acuática es endémica del río Loa en Calama y vital para el mantenimiento de los ecosistemas de la zona. El río más largo de Chile, El Loa, atraviesa el desierto a lo largo de 440 kilómetros y es fundamental para la vida en Atacama. Una disminución en este ya delicado sistema de biodiversidad daría como resultado la ruptura de la red alimentaria y la pérdida de importantes servicios ecosistémicos. Las ranas de agua del Loa desempeñan funciones ecológicas importantes, incluido el control natural de plagas y la contribución a las cadenas alimentarias. Su desaparición podría causar impactos sistémicos, tanto en ambientes acuáticos como terrestres.

Proyecto de conservación

Así que desde hoy Extreme E dio el vamos a un proyecto de conservación de la rana del Loa, junto al Museo de Historia Natural y Cultural de Atacama.

“Una de las principales preocupaciones de los científicos involucrados en la conservación de esta especie es la recuperación de su hábitat. El proyecto de Extreme E implica la limpieza y preparación del sitio de liberación cerca de Calama para la reintroducción de las ranas en el desierto chileno”; señaló Carlos Duarte, científico de cambio climático de Extreme E.

El profesor además comentó que “debido a su piel permeable, las ranas son muy sensibles a los contaminantes por lo que serán un buen indicador de la salud de los ambientes acuáticos y terrestres. Esto nos ayudará a comprender el impacto de nuestro trabajo y cuáles deberían ser nuestros próximos pasos”.

Desde el Museo de Historia Natural y Cultural de Atacama alertaron de un crítico escenario hace un par de años en relación a esta especie.

“En 2019, una alerta de desecación nos advirtió que uno de los últimos hábitats donde habitaba este anfibio se estaba secando. Esto desencadenó una operación de rescate, mediante la cual un grupo de científicos exploró las aguas superficiales que quedaban y solo encontraron 74 ranas del Loa; todas ellas en mal estado, con bajo peso y con daños en la piel. 60 de las ranas rescatadas fueron reubicadas en la quebrada Ojo de Opache, mientras que solo 14 de ellas pasaron a ser pasajeras de un vuelo comercial que las trajo de Calama a Santiago. Su destino era el Zoológico Nacional de Chile, donde los veterinarios y científicos comenzaron una de las hazañas de recuperación más increíbles en la historia natural de Chile”; dijo Osvaldo Rojas, director del Museo 

Rol de la minería

Como partner del Cooper X Prix de la Extreme E, Antofagasta Minerals también hará su parte. A través de Minera Centinela buscará ampliar el impacto de lo que se hará junto al Museo, para la conservación y reintroducción de la rana del Loa. 

“Creemos que la minería para un futuro mejor es una minería que respete y proteja su entorno y todas sus especies. Para consolidar la recuperación de la rana de agua del Loa es fundamental que regrese a su hábitat natural. Por eso apoyamos el proyecto de manejo y conservación liderado por el Museo de Calama”; agregó Duarte. 

El Antofagasta Minerals Copper X Prix se lleva a cabo en una de las regiones más secas del mundo: el Desierto de Atacama. Un mayor aumento en las temperaturas anuales promedio en Chile resultará en un mayor colapso dentro de los ecosistemas; ya que incluso las plantas más resistentes luchan por sobrevivir en un área que actualmente recibe en promedio menos de 2 mm de lluvia al año.

Desde la empresa minera señalan que el objetivo es ahorrar recursos de agua dulce y ayudar a mejorar la biodiversidad en la región; los cuales contribuirían positivamente a la reintroducción de las ranas de agua del Loa.

“La sustentabilidad está en el centro de nuestra estrategia y de cómo entendemos que se debe desarrollar la minería. En este contexto, nuestra hoja de ruta incluye actuaciones en materia de cambio climático y economía circular, así como en materia de protección de la biodiversidad. Para nosotros es fundamental participar activamente en el cuidado de los entornos en los que se ubican nuestras operaciones. Después de un programa de adaptación y recuperación, el Zoológico Nacional ahora cuenta con 600 ejemplares de Rana Loa, un paso muy importante para salvar a esta especie de la extinción”; señaló René Aguilar, Vicepresidente de Asuntos Corporativos y Sustentabilidad de Antofagasta Minerals. 

Es de esperar que la gran minería se cuadre con las necesidades medioambientales urgentes, y que Extreme E no sólo sea el paso de una carrera y el escenario para mostrar los problemas y que los actores locales no realicen las acciones necesarias; sino que todo evolucione considerando los intereses de los ecosistemas.

Comparte

Les gusta a

0

Related Posts

0
0

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Thanks for submitting your rating!
    Please give a rating.

    Thanks for submitting your comment!