Connect with us

AutoMujer

Pilota chilena busca apoyos para correr en el extranjero

Actualidad

Pilota chilena busca apoyos para correr en el extranjero

María José Pérez de Arce tiene 16 años y es pilota de carreras. “Cote” lleva cuatro años dedicada totalmente a su carrera deportiva en las categorías de karting y monoplazas tipo fórmula.

A pesar de ser tan joven, Maria José se posiciona como la actual campeona de la categoría junior en Rok Cup Chile; y ha sido reconocida como la “mujer más rápida del mundo” en el mundial Rok Cup (Italia) los años 2017 y 2019.

No solo eso, sino que también es la única mujer compitiendo en el Campeonato sudamericano Fórmula CODASUR, torneo reconocido por tener los vehículos más rápidos de Chile.

Pero para seguir potenciando ese gran talento, hoy Cote busca apoyo económico, y así poder dar el siguiente paso y desarrollarse profesionalmente en el extranjero.

Persiguiendo su sueño

La joven está a un año de terminar su etapa escolar y tiene dos opciones en mente. Una de ellas es estudiar una carrera universitaria y la otra alternativa es dedicar sus próximos años al deporte motor como lo ha hecho hasta ahora.

De acuerdo a lo señalado por la pilota, ha recibido invitaciones de equipos extranjeros para realizar pruebas en categorías mayores. Pero la respuesta siempre es no; por la falta del dinero que eso implica.

El deporte motor me apasiona, y me gusta desde muy pequeña. Si tuviera que elegir, me encantaría dedicarme 100% al automovilismo; desempeñarme como piloto, realizar test en Europa y poder competir en una categoría internacional” señaló Cote Pérez de Arce pensando en el futuro.

Junto a su equipo ya se encuentra trabajando arduamente en la búsqueda
de nuevos auspiciadores y alianzas con equipos extranjeros; y así poder concretar su objetivo de tener presencia en categorías internacionales representando a nuestro país.

Y por supuesto, en su carrera los primeros fans de Cote son sus padres, quienes la han apoyado desde el primer día. “A los 11 años probó un kart profesional, en ese momento nos dimos cuenta que tenía habilidades innatas; demostrando la pasión por este deporte que comparte con su padre, que a la vez se encarga de la preparación de sus vehículos de competición” explica Lucía Rodríguez, mamá de la piloto.

María José ha aporvechado el tiempo de pandemia para entrenar físicamente en su casa. Asimismo, gasta varias horas en un simulador de
carreras.

Hoy ha logrado volver a sus entrenamientos en pista, para estar preparada para cuando puedan volver los campeonatos nacionales. Pero su anhelo es que algunas empresas puedan apostar por ella, subirse a su equipo y caminar hacia el sueño de estar en las grandes ligas del automovilismo mundial.

Click to comment

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

More in Actualidad

Subir