Triumph Bonneville Speedmaster: mayor potencia, torque y tecnología incorporada

Mantener el ADN del modelo pero dotarla de importantes mejoras, fue la idea con la versión 2018 de la Triumph Bonneville Speedmaster, ya que es definida por la firma como una “custom británica clásica, elegante y auténtica, con la relajada posición de conducción de las cruiser”.

Así, está nueva Bonneville Speedmaster incorpora toques custom como un manillar inclinado hacia atrás, apoyapiés adelantados, baja posición del asiento y butaca de acompañante desmontable.

En su diseño encontramos un depósito esculpido, las aletas del motor mecanizadas, el sistema de inyección oculto bajo falsos carburadores, las abrazaderas de escape con aletas y los fuelles de la horquilla de goma.

A su carrocería minimalista se integran detalles exclusivos como reloj de una esfera, los bujes de las ruedas al estilo de los antiguos frenos de tambor, la caja de batería vintage y el guardabarros con nervio central.

Para moverse usa un motor 1.200 cc refrigerado por agua, que presenta una configuración específica Bobber para un mejor desempeño; está asociado a una caja de seis velocidades, entregando una potencia de 77 Hp -a 6.100 rpm- y un par máximo de 106 Nm -a 4.000 rpm- implicando un aumento en 25% de su caballos, y de 42% en su torque. 

Su característico rugido rondo del escape, se intensifica para esta nueva versión. Incorpora además, un escape de acero inoxidable de doble capa con acabados cromado brillante, para ocultar el catalizador, y está rematado por unos silenciadores cromados exclusivos. También incluye una doble caja de admisión con diseño de doble filtro que optimiza el sonido y el volumen.

También, dispone de frenos delanteros Brembo de doble disco y traseros Nissin, que aportan a nivel de maniobrabilidad, confort y control. A nivel de suspensión, encontramos horquilla delantera y monoamortiguador trasero oculto, ajustable en precarga.

Destacan el faro delantero de led con un distintivo patrón de luces de conducción diurna; acelerador electrónico con modos de conducción “Road” y “Rain”; ABS y control de tracción desconectables; embrague antirrebote y control de velocidad con un único botón, así como un moderno inmovilizador con el transpondedor integrado en la llave de contacto.

La nueva Triumph Bonneville Speedmaster puede equiparse con más de 130 accesorios originales, como los silenciadores Vance & Hines, un kit de inspiración “Highway”, que realza las prestaciones viajeras de la moto e incluye alforjas, y un kit “Maverick”, que refuerza una actitud minimalista y amenazadora con asiento monoplaza y manillar más bajo.

El único problema, hay que esperar hasta principios del próximo año para tener esta renovada Bonneville Speedmaster, la que estará disponible en Chile en tres opciones de color: Jet Black; Cranberry Red, y Fusion White y Phantom Black con doble línea pintada a mano.

 

Comments

comments

En el submundo motor desde 2011. Hoy, con proyecto propio, buscando darle voz y espacio a las mujeres, porque los autos no son sólo tema de ellos.