Nuevo Suzuki Dzire: diseño y personalidad de un sedán en su tercera generación

Lo conocimos como “un Swift con maleta”, pero hoy llega concebido como un verdadero sedán, con un diseño más propio, nueva plataforma y potenciando habitabilidad y eficiencia. Hablamos del nuevo Suzuki Dzire.

Manteniendo su origen en India, el nuevo Dzire utiliza una plataforma de nueva generación, llamada Heartect –usada también en Ignis, Baleno y el renovado Swift-, que es más liviana y rígida, permitiendo mejorar el desempeño del vehículo, de la mano de un 18% de reducción de resistencia al viento para potenciar su coeficiente aerodinámico.

Entre sus rivales tenemos al Chevrolet Sail, Hyundai Grand i10 Sedán y al Renault Symbol, por mencionar algunos; por lo que analizaremos algunos elementos para comparar entre ellos. 

Con 3.995 mm de largo, 1.735 mm de ancho, 1.515 mm de alto y una distancia entre ejes de 2.450 mm, es 40 mm más ancho y más bajo, pensando en ofrecer mayor estabilidad. En dimensiones, las mayores cotas son del Symbol excepto distancia entre ejes, donde el Sail supera a todos los mencionados.

En su diseño destaca una nueva parrilla frontal de tipo poligonal, la que es más amplia y posee un estilo que le entrega mayor identidad. En la zona lateral, las líneas tienen mayor fluidez desde el capó a la zaga.

Sobresalen además, detalles cromados en parachoques, parrilla y maletero, y en la opción tope (GLX) también en el borde de las ventanas; cuenta con espejos laterales eléctricos con señalizador, neblineros y llantas de 14’’ o 15’’ según versión. Su capacidad de carga asciende en 73 litros, permitiendo un volumen de 378 litros, superando al Sail pero quedando muy por debajo del Symbol que tiene 500 L.

En el interior se aprecia una cabina espaciosa, pensando en la comodidad para la familia, donde la mayor distancia entre asientos delanteros y traseros aporta de buena manera. Su look es sencillo, con un nuevo panel, más moderno, y un volante en forma de “D”, incorporando además, detalles plateados en el tablero, panel de instrumentos y puertas.

Nueva caja y correcto andar del Suzuki Dzire

El nuevo Suzuki Dzire llega en cinco versiones, todas movidas por un bloque 1.2 que ofrece 82 Hp –a 6.000 rpm- y 113 Nm –a 4.200 rpm-; tiene asociado una caja que puede ser manual de cinco marchas o la nueva manual automatizada.

Comparte cilindrada con el Hyundai -aunque alcanza menos potencia y torque que este-, tanto Symbol como Sail usan motores más grandes, sin embargo Symbol entrega casi igual potencia que Dzire (aunque un poco más de par), mientras que el Sail es el de mayor caballaje y torque. 

Tan sólo Sail cuenta con opciones MT y AT, al igual que Dzire.

En cuanto a consumo, ofrece un rendimiento mixto de 19,1 o 19,2 km/l, ya sea con la transmisión manual o automatizada, respectivamente. En este punto supera con gran margen a los rivales comparados, tanto si se mira su opción manual como la automática.

En cuanto a su equipamiento, encontramos de serie radio con CD/Mp3/Bluetooth, control de audio y manos libres al volante, volante y asiendo de conductor regulable en altura, entrada USB, aire acondicionado, entre otros. Según versión agrega botón de partida, volante forrado en cuero, radio multimedia con pantalla táctil, por mencionar algunos.

En cuanto a seguridad tenemos doble airbag, frenos ABS con EBD, dos anclajes Isofix; y de acuerdo a la variante, control de estabilidad (ESP), Hill Hold Control y sensor de retroceso.

Con una expectativa de vender 120 unidades mensuales, el nuevo Suzuki Dzire tiene un precio entre los $7.590.000 y los $9.240.000. Con este precio, alcanza un valor de entrada que supera tanto a Sail ($5.990.000), como a Symbol ($6.890.000) y a Grand i10 Sedán ($6.990.000); mientras que lo mismo sucede con la opción tope de línea: Symbol a $7.590.000, y Hyundai a $8.090.000. 

 

Detalle Precios:

Dzire GL MT: $7.590.000

Dzire GL Sport MT: $8.090.000

Dzire GL Sport AT: $8.740.000

Dzire GLX MT: $8.590.000

Dzire GLX AT: $9.240.000

 

Comments

comments

En el submundo motor desde 2011. Hoy, con proyecto propio, buscando darle voz y espacio a las mujeres, porque los autos no son sólo tema de ellos.