Qué considerar para prevenir problemas en el sistema de refrigeración del auto

Entre los elementos que tenemos considerar a la hora de mantener nuestro auto en buen estado, tiene que ver con el sistema de refrigeración. Así que para prevenir y detectar los problemas en este, hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • En primer lugar, debes vigilar la temperatura del motor en el panel de instrumento por eso es ideal que cuando compres un auto, tenga manómetro que mide la temperatura ya sea analógico o electrónico. Si compruebas que se sobrecalienta en exceso, lo más seguro es que se deba a una falla en el sistema de refrigeración.

 

  • Es importante revisar de manera frecuente el sistema de refrigeración, sobre todo si vas a realizar un viaje largo; esta es la mejor manera para detectar fallos o fugas en alguno de sus componentes. Además, se recomienda solicitarlo en las mantenciones del auto cada 10.000 km.

  • Medir el nivel de líquido refrigerante (coolant). En AMC Performance utilizamos Fuchs Maintain Fricofin, un muy buen producto que nos entrega toda la confianza.

  • Inspeccionar mangueras para revisar que no tengan quebraduras y no se vean filtraciones de coolant; es por esto que los líquidos refrigerantes tienen un color vistoso, para ser fácilmente identificable en caso de que se filtre.

 

  • Jamás reemplazar por agua de la llave el refrigerante ya que esto genera daño por corrosión al sistema de refrigeración, debido a que las culatas son de Aluminio. Evita con los productos adecuados gastos excesivos en tu auto.

  • El motor del auto tiende a sobrecalentarse más en ciudad debido a los tacos, en carretera el aire ayuda a disipar la temperatura, pero sea cual sea el lugar, si ves que sale humo del capó, es probable que la temperatura del motor sea excesiva. En este caso, debes detener el auto en un lugar permitido -para que puedas bajarte de manera segura- y dejar que se enfríe antes de revisar cualquier cosa. Si sale vapor o es evidente que perdió el coolant, contacta a tu taller de confianza ya que ponerlo en marcha puede agravar la situación. 

 

  • Es importante cambiar la bomba de agua y termostato -que se recomienda, según la marca, desde los 80.000 km o más tres años- idealmente complementándolo con la distribución o correas de accesorios según corresponda. El radiador también puede fallar, pero hasta que esto no ocurra no es necesario cambiarlo.

 

Comments

comments