Porsche Cayenne: máxima eficiencia y versatilidad en su tercera generación

Con más de 760 mil unidades comercializadas alrededor del mundo desde su llegada en 2002, la tercera generación del Porsche Cayenne llega a nuestro país elevando nuevamente los estándares dentro de los SUV premium. 

Motores rediseñados, nueva caja de cambios, renovados sistemas de chasis y un rediseño interior, marcan a esta nueva generación del exitoso modelo de la firma de Stuttgart, llevando un paso más allá la mezcla entre rendimiento y funcionalidad diaria.

Acentuar el carácter del vehículo era la apuesta en su renovado look, obteniendo un vehículo de líneas más atléticas y expresivas. Con un construcción con materiales ligeros, el nuevo Cayenne logra disminuir en 65 kilos su peso, incluso habiendo aumentado su equipamiento de serie.

Encontramos tomas de aire más grandes en la parte delantera -que inciden en la mejora de prestaciones-. Con un aumento en 63 mm en el largo, el Cayenne alcanza los 4.918 mm, y 1.983 mm de ancho, aunque entrega una sensación de mayor anchura gracias a los nuevos bordes de las luces delanteras; la altura del techo se redujo en 9 milímetros, mientras que la distancia entre ejes se mantuvo en 2.895 mm. Con 770 litros, la capacidad del maletero aumentó en 100 litros.

Mantiene, en la zona trasera, la franja de luce LED continua que lo caracteriza, donde se encuentra el anagrama Porsche tridimensional; las luces traseras tridimensionales son nuevas, al igual que las llantas que presentan un pulgada más de diámetros, incorporando por primera vez neumáticos más anchos en el eje trasero.

“En Chile, al igual que en el resto del mundo, el Cayenne ha sido un éxito. Son 1.800 los clientes que han optado por este SUV deportivo en los últimos 15 años y los expertos de la industria automotriz lo han calificado con las mejores notas”, dijo Alfredo Gantz, general manager de Porsche en Chile. “No tengo dudas de que esta nueva generación del Cayenne seguirá escribiendo la misma historia de éxito que las dos anteriores”.

La deportividad del Porsche Cayenne 

Tres son los motores con que se presentó en Chile la nueva generación de Porsche Cayenne, más potentes y eficientes que los anteriores. Así, en el Cayenne encontramos un bloque V6 turbo de 3.0 litros -para 340 Hp (40 más que el anterior) y 450 Nm (50 más)-, pudiendo acelerar de 0 a 100 km/h en 5.9 segundos (con el opcional paquete Sport Chrono) y alcanzando los 245 km/h de velocidad máxima.

El Cayenne S utiliza un V6 biturbo de 3.0 litros -para 440 Hp (+20 Hp) y 550 Nm-, demora 4.9 segundos en el 0 a 100, y alcanza una velocidad máxima de 265 km/h; mientras que el Cayenne Turbo equipa un V8 biturbo de 4.0 litros -para 550 Hp (+30) y 770 Nm (+20)-, su tiempo en el 0a 100 km/h es de 3.9 segundos y 286 km/h su velocidad máxima.

Aunque no es el fuerte de este tipo de modelos, el alma deportiva de la marca de todas maneras está presente, para quienes buscan conjugar un vehículo más familiar con un estilo y prestaciones más jugadas.

Su comportamiento en carretera también fue mejorado, de la mano de la tracción integral activa de serie Porsche 4D Chassis Control, la suspensión neumática de de tres cámaras y el Porsche Dynamic Chassis Controls -que permite compensar el balanceo de la carrocería-, los nuevos frenos Porsche Surface Coated Brake -que combinan discos de freno de acero con revestimiento cerámico.

Para un óptimo desempeño offroad, cuenta on modos todoterreno programados que facilitan elegir la configuración que se necesita. De manera predeterminada está el programa de carretera, al que se suman otros cuatro modos -ajustando la tracción, el chasis y los frenos del vehículo- para terrenos de dificultad leve, o para suelos con lodo, arena o superficies escarpadas-.

A esto se suma la tracción total activa -Porsche Traction Management- que distribuye la fuerza de tracción de manera variable entre los ejes, para un gran desempeño en cualquier circunstancia.

Confortabilidad y lujo interior del Porsche Cayenne

Una nueva interacción entre el conductor y el vehículo era la apuesta, la que se logra con el Porsche Advanced Cockpit. Desarrollado primeramente para el Panamera, destaca por un cuadro de instrumentos con un cuentarrevoluciones central, con dos pantallas de 7” a los costados… algo clásico en la marca.

La forma de comunicarse con el vehículo es a través de tres elementos: la pantalla táctil full HD del Porsche Comunication Management, el volante multifunción, y el Direct Touch Control, para dialogar con funciones seleccionadas. 

Todo, por supuesto, en un entorno de alta calidad de materiales, excelentes acabados, y un diseño que conjuga deportividad y elegancia, junto con un amplio espacio.

La seguridad, por supuesto, no queda fuera de esta nueva generación -ni de algún modelo del portafolio Porsche-. Así, dentro de la tecnología aplicada para una conducción más segura tenemos luces delanteras y traseras LED, protección predictiva de peatones -donde el vehículo puede detectar su presencia y activar el frenado automático parcial o de emergencia en caso de ser necesario-.

También dispone de Control Crucero con limitador de velocidad y Park Assist delantero y trasero. Como opcionales ofrece los faros delanteros Matrix LED con el Porsche Dynamic Light System -donde ayudado por una cámara, detecta los vehículos que circulan por delante o en sentido contrario, controlando la distribución de la luz para no encandilar a los otros.

Incorpora -opcionalmente- asistente de visión nocturna, donde mediante una imagen térmica detecta a los peatones, para luego iluminarnos con un haz de LED de los focos principales. También tenemos asistente de cambio y mantenimiento de carril, Park Assist con Surround View, y control crucero con regulador de velocidad y distancia. 

Esta tercera generación del Porsche Cayenne está disponible para pedidos con precios de lanzamiento de US$91.900 para la versión Cayenne, US$124.900 para al Cayenne S y US$174.900 para el Cayenne Turbo. 

 

 

Comments

comments

En el submundo motor desde 2011. Hoy, con proyecto propio, buscando darle voz y espacio a las mujeres, porque los autos no son sólo tema de ellos.