conducción con lluvia

Consejos para enfrentar una conducción con lluvia lo más segura posible

Empezó la época de lluvias en la zona central, y siempre es importante estar al tanto sobre qué hacer a la hora de conducir en terrenos lluviosos. Es por eso que en esta oportunidad les voy a entregar algunas recomendaciones al respecto, para minimizar los riesgos de la conducción con lluvia, y hacerlo de la forma más segura posible.

1.En primer lugar, lo más aconsejable es evitar circular con lluvias intensas, o en lo posible demorar la salida o detenerse en un lugar seguro hasta que disminuya la intensidad.

2. Conducir bajo la lluvia no es fácil. El asfalto se pone resbaladizo, el agua se junta en las cunetas, paso nivel y hoyos que pueda tener el pavimento; a esto se suma que los vidrios se empañan, afectando una buena visibilidad. Considerando estos elementos, es recomendable encender el aire acondicionado en dirección hacia el parabrisas -en caso de empañarse-, y es de vital importancia estar concentrados y prestar atención al resto de los automovilistas, peatones, ciclistas y motociclistas.

conducción-con-lluvia

3. Es importante mantener una distancia mayor a la habitual, respecto al auto que va adelante, ya que producto de la humedad de las calles el tiempo de frenado del vehículo es mayor, pudiendo además resbalar en alguna acción. 

4. Así también, muchas veces, hay que maniobrar para no pasar por un charco o mojar a quienes están en la vereda; por lo que es importante evitar los movimientos bruscos porque, con la calle mojada, es muy fácil perder el control del vehículo. Para frenar, hay una técnica: hacerlo suavemente para secar la humedad de las pastillas.

5. Respecto a la velocidad para circular, lo ideal es disminuirla a la mitad de lo permitido normalmente (con pavimento seco). Si se pasa por una zona inundada y se siente que el auto se desliza sobre el agua, no presionar el freno o girar el volante bruscamente; en estos casos es mejor desacelerar y mantener recta la dirección para recuperar la tracción de las ruedas.

6. Como siempre, hay que prestar mucha atención a las señales e indicaciones y, por supuesto, encender las luces. Esto último facilitará ver y que nos vean mientras nos trasladamos.

conducción-con-lluvia

7. Mantener los neumáticos con la presión correspondiente, y chequear además su buen estado, ya que el neumático muy gastado empeorará las condiciones, favoreciendo una situación de aquaplanning, que consiste en la pérdida gradual de contacto entre el neumático y la superficie de la calzada, provocada por la entrada de una delgada capa de agua entre ambos. (Aquaplanning: peligros y cómo enfrentarlo)

7. Mantener las plumillas de los limpiaparabrisas en buen estado sustituyéndolas periódicamente.

8. Mantener los vidrios limpios y asegurarse de tener suficiente líquido en el depósito del lavaparabrisas.

9. Evitar posas de agua para no tener problemas eléctricos que puedan genere una avería inmediata, y la imposibilidad de continuar el viaje. 

Comments

comments