¿Cómo proteger nuestro auto en jornadas muy frías?

Bajas temperaturas, lluvias y, en algunas zonas, nieve, es lo que estamos viviendo estos últimos días en la Región Metropolitana y desde la zona centro al sur del país. Ante este escenario, es importante tomar precauciones para que nuestro vehículo funcione en óptimas condiciones.

Desde León Servicio Automotriz, el experto Alejandro Feíto nos entrega algunos importantes consejos para cuidar a nuestro compañero de rutas del frío y la nieve:

 

  • Batería: la que más sufre. “Siempre es bueno prevenir; las baterías con el frío bajan su performance normal, su capacidad de arranque es menor, se ponen más débiles y son mucho más propensas a fallar, por ello, es indispensable efectuarle un chequeo. Si no está en óptimas condiciones en una mañana extremadamente fría, puede que no arranque y nos quedemos sin movilización”.

 

  • Estacionar aculatado. Relacionado con lo anterior, es recomendable “estacionar o guardar el vehículo en forma aculatada, ya que en caso que no llegara a partir, sea más fácil el efectuarle “puente” o a algún servicio similar; porque si está de punta, hay que empujarlo, generalmente los espacios son reducidos, o está en pendiente o quizás el vehículo es automático”.

 

  • Indispensable el líquido refrigerante. “Chequear que efectivamente el líquido sea refrigerante y no agua destilada o agua verde. La propiedad del refrigerante es su grado de congelamiento -el que no es de 0°-; por lo que si el motor tiene agua, se va a transformar en hielo o en una escarcha que hará que esté más duro provocando la rotura de mangueras. En cambio si tiene refrigerante, su punto de congelamiento es menor a cero grados (cercano a los menos 15 grados). De ahí que es muy importante que en el invierno, para no sufrir ningún daño en el motor, es necesario contar con refrigerante, no agua destilada ni agua verde”.

 

  • Plumillas funcionales. “Revisar el estado de las plumillas, ya que como en el verano prácticamente no se usan se secan, queman, y al ocuparlas en invierno, se pueden cortar y rayar el vidrio del parabrisas; ese es un daño costoso, ya que no queda otra que cambiarlo completo”.

 

  • Líquido limpiaparabrisas adecuado. “Si sólo utilizamos agua como líquido limpiaparabrisas, cuando las temperaturas sean extremadamente bajas esta no va a salir, pues va a estar congelada, al igual que las mangueras y el depósito. Es muy importante contar con el champú respectivo y el aditivo anticongelamiento”.

 

  • NO agua caliente para descongelar. “Por ningún motivo tratar de descongelar el parabrisas con agua caliente; siempre con agua helada. Como dato casero, en una botella echar agua y aplicarle un poco de vinagre; con eso se derrite más rápido el probable hielo o escarcha. Pero nunca aplicar agua caliente”.

 

  • Neumáticos correctos. “También es conveniente revisar que los neumáticos estén en buenas condiciones; si están muy viejos, muy endurecidos, hacen que se deslice en la calle y no frene bien”.

 

  • ¿Sin estacionamiento bajo techo? “Para quienes no pueden dejar el automóvil resguardado bajo techo, la recomendación es taparlo con una carpa; pero sólo para pasar la noche o la lluvia, y luego desmontarla rápidamente, porque de lo contrario produce un efecto invernadero, y puede provocar daños en la pintura”.

 

  • Extremar cuidado en la nieve. “En caso de conducir con nieve, siempre, sea el auto que sea, con o sin tracción, es recomendable el uso de cadenas, ya que evita el deslizamiento”.

 

Comments

comments

En el submundo motor desde 2011. Hoy, con proyecto propio, buscando darle voz y espacio a las mujeres, porque los autos no son sólo tema de ellos.